Nació en la costa Caribe de Colombia. Es Licenciado en Filología e Idiomas (Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia), M.A. en Lenguas Romances y Ph.D. en Literaturas Hispánicas (University of Alberta, Canadá). Su obra poética incluye Candela viva (1984), Duende de noche (1988), Ars amandi (1998), Polvo enamorado (2001), Doliente piel de hombre (2005), Pasión articulada. Antología (2007), Las orillas del canto (2012),  Wayfarer (2013), selección de poemas traducidos al inglés por Ana María Correa, y Tarea de Sísifo (2015). Es también autor de La novelística de Carlos Droguett: aventura y compromiso (1983), Novela colombiana contemporánea: incursiones en la postmodernidad (2001), Francisco Díaz de Castro: de la vida al poema (2010), y otros ensayos aparecidos en publicaciones especializadas

Prensa

El Tiempo Blogs / ngnecco

Página personal del autor.

Humana impermanencia

Palabra navegante, discurso que se desplaza como la corriente de un río, Humana impermanencia representa un equilibrado espacio de íntima revelación: viaje de reflexión y registro, resumen de experiencia y escritura. Niñez, adolescencia, juventud, y madurez, aparecen aquí como espontánea confesión de vida; marco poético metafóricamente ampliado por el sujeto al contemplar esa impactante dimensión del universo encerrada en la bóveda celeste. Celebración, pero también nostalgia; suma y resta de un recorrido existencial que deja sus lecciones.

Tarea de Sísifo

Una impactante interpretación del Requiem -Mozart, Fauré, y Brahms convocados en el interior de una catedral- le sirve al hablante como vehículo de exploración escatológica y cuestionamiento existencial, en un tono marcado por la solemnidad y la irreverencia. Dos líneas paralelas surgen así en la primera parte de este poemario: el discurso evaluativo del sujeto, y la sonoridad musical que funciona como telón de fondo. En la segunda parte el texto amalgama lo verbal y lo pictórico. Sometido a una experiencia de sensualidad plástica, el hablante-voyeur se extasía frente a una singular galería cuyo objeto es la representación de la mujer. De Leonardo da Vinci a Baron Dixon, pasando entre otros por Goya y Renoir, la palabra poética dialoga con la femineidad que sugieren los diferentes lienzos; recurrente motivo de vitalismo que le permite al sujeto reafirmarse en su mundo. La cotidianidad del hablante constituye materia principal de una tercera parte donde aparecen elementos claves para él: el espacio físico que le rodea, la incontenible fuerza de su deseo, y una clara dosis de pesimismo. Tarea de Sísifo se cierra con un epílogo que sintetiza la metafórica e inagotable reflexión de esta poesía frente a la condición humana.

Wayfarer: Poemas Selectos / Selected Poems (bilingual)

Antología poética escrita en español e inglés. Para Teobaldo Noriega el poema es la construcción verbal que le permite crear un espacio de intimidad en el que no tienen cabida ni el oficiante de extrañas ceremonias, ni el protagonista heroico que siempre queda bien en su autorretrato, ni esa oscura oquedad abstracta del sujeto ausente a los que nos han acostumbrado algunas propuestas de la modernidad. Aquí quien habla en el poema es reflejo modesto y nada falaz del poeta que busca al tiempo expresarse y descubrirse en sus palabras de todos los días, sin elevar el tono más que cuando la ocasión se lo merece y siempre en son de paz y de diálogo con un lector igual y cómplice… Y mediante esa poética de la palabra cercana que se comparte a menudo con un compadre, un lector amigo, o una mujer amada, los grandes temas de la poesía de Teobaldo Noriega son los que en el fondo a todos nos importan: el tiempo que nos deshace, el amor y la amistad como dos formas de la misma energía del corazón, la conciencia del mundo en la violenta contraposición entre naturaleza e historia humana, el latido de la muerte. Temas de todos, claro está, pero temas que en la poesía de nuestro autor revisten ese aliento de verdad íntima que consigue hacerlos compartibles.

For Teobaldo Noriega, the poem is a verbal construct that allows him to create an intimate space which leaves no room for the officiant of strange ceremonies, the heroic protagonist who always looks good in his self-portrait, or that dark abstract hollow of the absent individual which certain modernity proposals have accustomed us to. Here, the poem’s persona is a modest and not false reflection of the poet who at once seeks to express and discover himself in his daily words, without elevating the tone more than the occasion deserves, and always peaceably in dialogue with the reader as equal and accomplice… And through this poetics of the familiar word shared often with a companion, a friendly reader, or a beloved woman, the great themes in the poetry of Teobaldo Noriega are those which, deep down, matter to us all: time which undoes us, love and friendship as two forms of the same energy of the heart, the awareness of the world in the violent contraposition between nature and human history, the heartbeat of death. Everyone’s themes, sure, but themes that in our author’s poetry take on that breadth of intimate truth which enables them to be shared.

—Francisco Díaz De Castro Universitat de les Illes Balears (Spain)

Close Menu